miércoles, 28 de diciembre de 2011

NAVIDAD


                                           Niños jugando con la nieve,
                                           adultos llenos de ilusión,
                                           verdades como un templo,
                                           días llenos de pasión,
                                           actualmente felicidad.
                                           Dulces y regalos llegarán.
                                           ¡Os deseo Feliz Navidad!

Marina Vega Pérez

sábado, 24 de diciembre de 2011

FELIZ NAVIDAD Y EXTRAORDINARIO 2012


Los autores de este blog quieren desearle a sus lectores una feliz Navidad y un 2012 lleno de cosas bellas y bonitas para poder compartirlas entre todos.


CANCIONCILLA DE LAS ESTRELLAS

                                            A Belén van tres pastores
                                            como cada Navidad.
                                            Uno lleva miel y leche,
                                            otro lleva mazapán.

                                            ¿Y el tercero?

                                            El tercero, que es un niño
                                            juega con Dios a contar
                                            estrellitas en el cielo...

                                            Una,
                                                     dos
                                                              y tres.
                                            Dos mil doce estrellas
                                            puestas del derecho,
                                            puestas del revés.

                                            A contar, a contar
                                            en el cielo estrellas
                                            y en la tierra Paz.

El maestro Rafael

miércoles, 21 de diciembre de 2011

LOCAS NAVIDADES


¡Este año nos toca! Todos decimos lo mismo, pero nunca es verdad. Ahora es tiempo de ilusión, porque llega la Navidad. Esos farolillos en la Plaza Nueva, que caen mecidos al compás del frío. Parecen pájaros electrocutados. ¡Por Dios, qué horror!

Fíjate que, en estas fechas, todo el mundo se pone gordo. Pero yo soy distinto. A mí me ponen gordo. Cada día que amanezco falta uno de mis amigos. Empiezo a sospechar un poco. Qué calor hace aquí, ¿no? ¡Eh, soltadme ya! Bueno, ya sabéis lo que es ser pavo en Navidad.

Uno, dos, tres, cuatro… Todos los años igual. Ya empezamos. Toñi, ¿dónde está “Er Pepito”? Es mucha casualidad que cada Nochebuena falte alguien. A lo mejor es que se ponen de acuerdo… Y el Rey dando el mensaje de Navidad por la tele. Me pone nerviosito “perdío”. Y nosotros aquí. Uno jugando a la Play, otro durmiendo en el sofá, otro hartándose de gambas… Esto es un descontrol. Pero ¡qué se le va a hacer! Aquí, en mi casa, para nada pena. Así se celebra, al menos aquí, la Nochebuena.

Nada. Menos cinco y nadie mueve el “culete”. Es más, ya está todo el mundo emborrachado. Pero yo sigo mi ritual. Yo ya tengo mis doce aceitunitas preparadas y mi champán para niños. Ahí está la Esteban… ¡Qué tía más fea! Y a ver cuándo se lava la boca, porque con decir dos o tres palabrotas gana 10.000 euros. ¡Qué repelús cuando la veo! Parece que ya se moviliza la cosa, ya se está viniendo la gente para acá. ¡Qué alboroto! Ya es fin de año. Bueno, en todo caso, principio… ¿O final? ¡Qué lío!

Ahora viene mi parte preferida. Ahí está mi abuela ya preparada para jugar al bingo. Mira cómo mueve las manos para sacar bola… parece Mourinho en la final de la Champions. Nos asustamos todos. Una cosita. A mí no me gana nadie en el... ¡BINGO! Buah, otros cinco pavos para mi hucha. Fíjate, mi hermano más reventado que un choco. Y ahora jamoncito en bandeja… Pero ya no puedo más. A mí me mata la Nochevieja.

Ahí está mi “pandi”. ¡Hala!, todos con novia, menos yo. Pero eso no importa. Hoy es uno de los días que más me gusta de todos. A las cinco, ya estaban todos tirando para Itálica. Yo iba muy ilusionado, pero cuando vi la primera carroza, me quería morir. Eso no era una carroza. Eso era un "cacho de madera" con dos o tres tiras de papel mal recortadas. Al menos me quedaba la música… ¡qué va! Un cassette con "Siempre Así" cantando villancicos. Se lo podrían haber currado un poco… El mundo se ha vuelto morado. ¿O es mi ojo el que se ha vuelto morado? Vaya caramelazo. Y mis padres no ganan para gafas… Al parecer, era el centro de la risa. Me daba igual. Una pelota rosa había caído en mis manos. Qué guay. Sí, guay, pero era rosa. Fíjate: un caramelo casi me mata. A partir de hoy, odiaré el día de la Cabalgata.

Se habían zampado todo; los camellos la leche, los magos los mantecados. Alguien me impedía el paso hacia abajo. Era alto y con pelo. Desperté de mi sueño. Alguien saltaba alrededor mía. Estaba loco en el día de Reyes. Una fuerza impulsaba mi sien hacia abajo, pero aquella concentración de pelo me lo impedía. Mi madre seguía dormida, más parecida a un oso en su hibernación. Al fin bajé con ganas de matar a alguien, debido a la espera. Regalos por todos lados, pero el que más me gustó estaba encima de la mesa. Era femenino y estaba quemada. ¡Hay que ver qué buena estaba la tostada!Hay quién dice que lo bueno dura poco, y ya lo creo. Espero al año que viene para pasar más navidades... a lo loco.

Manuel Lamprea Ramírez

lunes, 12 de diciembre de 2011

ALLÍ ESTABAS


Allí te vi. Esperando al frío que te dejó allí sola, ante la multitud
que te arropaba con desprecio.
Allí estabas. El humo de castañas quemadas golpeaba en tus rojas mejillas,
ardientes de rabia.
Personas que se besan ante tus ojos, y tú seguías ahí.
Y tus lágrimas se helaban en tu cara, a pesar de tu pena.
Yo te veía. Eras polvo de ceniza.
Allí estabas, mirando el cielo.
No puedo hacer nada, mi corazón lo impide;
sea como sea, mire por donde lo mire.
Ya lo sabía. Jamás estaré contigo.
Nunca seré tu amante, pero sí tu mejor amigo.

Manuel Lamprea Ramírez

jueves, 8 de diciembre de 2011

IMAGÍNATE


                                        Imagínate un mundo sin amor,
                                        un mundo donde sólo existe dolor.

                                        Imagínate llorando bajo la lluvia,
                                        sin que nadie acuda a consolarte.

                                        Imagínate en un mundo
                                        donde cada lágrima que derramas
                                        se convierte en un rayo
                                        que atraviesa tu alma.

                                        Un mundo que existe en tu mente,
                                        por culpa del desamor.

Patricia Barrera López

lunes, 21 de noviembre de 2011

NIÑO SOLDADO



                           La Navidad no comparte el mismo mundo.
                           La que vive Babu no la vive Ismael.
                           Ismael piensa en jugar todos los días
                           y Babu cuenta los que le quedan por ver.
                           Trece años en España
                           no son los mismos que en Somalia,
                           y el día de Navidad
                           tampoco se vive igual.
                           Ismael estrenará su nueva pistola Nerf.
                           Babu no sabe que el sol nunca saldrá para él.

Manuel Lamprea Ramírez

viernes, 18 de noviembre de 2011

¡MUSAS, VENID!



                                Os llamo a las nubes, a la Tierra y al Sol,
                                pero a mi reclamo no acudís.
                                Malditas musas de la inspiración,
                                si sois musas del amor,
                                ¿a quién enamoráis?
                                A mí, os juro que no,
                                porque, cuando me quiero enamorar,
                                nunca activáis mi corazón.
                                Musa del saber,
                                quiero conocer dónde
                                vuestra mente y cabeza están,
                                y averiguar
                                dónde te escondes.
                                Parece que ya vienen,
                                parece que ya las siento.
                                ¡Parece que os quedáis!
                                Maldita sea, ¡dónde demonios marcháis!


Manuel Lamprea Ramírez

sábado, 12 de noviembre de 2011

MI NIÑA


                                         La noche era fría.
                                         La lluvia caía.
                                         Al escuchar su llanto,
                                         mi padre salía
                                         con mi madre en sus brazos:
                                         la prisa lo urgía.
                                         En sus ojos se veía
                                         una enorme alegría.
                                         Y es que ese mismo día
                                         un ángel les dijo, en melodía,
                                         que esa noche sería
                                         la que yo a sus vidas llegaría.

Marina Vega Pérez

jueves, 3 de noviembre de 2011

OTOÑO EN SEVILLA



No hay situación más bella, que lanzar una mirada al cielo,
Y que Dios te tape los ojos con una lámina acuosa;
O ver los campos en aguas de las largas avenidas sevillanas,
Y cómo caen tímidamente las gotas formando maremotos en los minúsculos
Charcos creados por su ira.
Se ciernen presurosos en sus moradas, alzando el ojo a la mirilla, empapada
De lágrimas otoñales;
Y el frío comienza a arrasar blanqueciendo tiendas y bazares,
Y las flores de los árboles se precipitan en hojas afiladas, rodeando a los acelerados transeúntes con ramas secas, encantándolos con su dulce crujir.
Y es pasear por los pequeños jardines y largas avenidas de un parque de María Luisa, y escuchar el goteo en las acequias de porcelana mojada,
Se presenta en hojas secas, el final del verano, y el otoño en Sevilla.

Manuel Lamprea Ramírez

lunes, 31 de octubre de 2011

A SANTA COMPAÑA


Procesión de muertos o ánimas en pena que por la noche (a partir de las doce) recorren errantes los caminos de una parroquia.


                                   El Sol se recostaba
                                          entre las finas ramas
                                          de un prado gallego,
                                          verde en el día
                                          y, en la noche, negro.
                                          Aquel cazador soltó
                                          su codiciada presa,
                                          que se perdió
                                          entre la niebla espesa.
                                          Asomaba tímido su cabeza
                                          entre la dura maleza
                                          de los robles.
                                          Vio antorchas, en manos
                                          de campesinos y nobles.
                                          Disparó de aquel arma
                                          una bala imparable,
                                          que aquellos cuerpos atravesó
                                          y su locura,
                                          se desbocó, indomable.
                                          Su fiel amigo perro
                                          observó todo aquello y ladró,
                                          mas para nada fue,
                                          pues aquel cuerpo inerte,
                                          entre la niebla, desapareció.

Manuel Lamprea Ramírez

miércoles, 26 de octubre de 2011

EL OTOÑO



                                  El otoño.
                                  Frío.
                                  Se caen las hojas.
                                  Un ambiente no muy agradable.
                                  Una
                                  de mis peores estaciones.
                                  La caída del verano
                                  y el comienzo del otoño.
                                  Empieza para unos,
                                  pero no para otros,
                                  que esperan ansiosos el comienzo
                                  de la feria de Santiponce.
                                  Un poco más tarde
                                  seguimos con la fiesta americana
                                  llamada Halloween.
                                  Y por fin cae el otoño,
                                  y empieza el invierno.
                                  Comenzamos con la Navidad,
                                  pero aún con más frío.
                                  Fin del primer trimestre
                                  y hasta el próximo año.

Alberto García Vega

lunes, 24 de octubre de 2011

UN RÍO DE VIDA



                                     Gotea un ser en pálida roca,
                                     disecada por tu amor,
                                     tu amor a la vida,
                                     de espíritu ganador.
                                     Desciende esquivando dudas
                                     entre piedras y ramas secas
                                     la fértil agua unida
                                     entre la niebla densa y espesa.
                                     Sol claro penetra en ti,
                                     por primera vez en vida
                                     el color se mece en ti
                                     tras salir de la montaña oscura.
                                     Llegan violentas corrientes
                                     y no sabemos salir de ellas.
                                     Amansa, amigo, sus aguas
                                     y seas un don cualquiera.
                                     A la vista de una esquina
                                     alguien se une a tu vez,
                                     conoces a un amor,
                                     que puede ser una rosa, pero también
                                     puede clavarte espinas.
                                     A partir de tus dulces lágrimas
                                     nace otro gran ser,
                                     se va por otro camino,
                                     sin despedidas ni adiós,
                                     llegas al borde de una muerte
                                     dulce y soñadora.
                                     Es cuando encuentras a tu madre,
                                     esa, a la que tanto añoras.

Manuel Lamprea Ramírez

lunes, 17 de octubre de 2011

CARPE DIEM!


Nada es para siempre... Aparecen personas que te marcan la vida para siempre. Se van personas que ya te la marcaron o, simplemente, aparecen. Y, al igual que nada es para siempre, no todo es bueno. “Después de la tormenta, siempre llega la calma”. “Después de la lluvia, sale el sol”. Esas escasas palabras me dan ánimos para pensar que algo bueno está por pasar.

¿Qué pasará?
No lo sé.
Pero hay algo que me dice
que todo puede dar
un giro de 360 grados...
Sonríe, sueña, ríe, ama, grita,
pero lo más importante,
¡Vive la vida!

María del Carmen Armenteros García

jueves, 13 de octubre de 2011

SER INVISIBLE


A la hora de la mentira, me dicen rey.
A la hora de la verdad, soy el esclavo.
Me clavas tu brazo en mi hombro, como el tridente del diablo.
Y me obligas a permanecer callado.
Sólo me queda mi música para hablar.
Y los amigos verdaderos, los que apoyan a la verdad.
Sentirse un títere, manejado por la que está detrás del telón,
consiguiendo que no seas tú, sino yo, el que hace de bufón.
Leer la sentencia
de ese que se dice mi amigo
que, cuando lo necesito, se ha ido,
como mujer  inocente lapidada, como toro en burladero acorralado,
como cacería de ciervos despiadada, como a mi Cristo, me dejaron despojado.
Con la cabeza muy alta puedo mirar a la gente,
porque, al final, aunque no lo creáis, somos todos diferentes.

Manuel Lamprea Ramírez

domingo, 9 de octubre de 2011

¿POR QUÉ DEJASTE DE CREER?


                               ¿Por qué dejaste de creer en el amor?
                               En algo que se siente
                               desde lo más profundo de tu corazón.
                               ¿Por qué dejaste de creer?
                               Si, cuando se esta enamorada,
                               no se piensa en nada.
                               ¿Por qué dejaste de creer?
                               Si solo se ama una vez...
                               Por favor, nunca dejes de creer.
                              
                               ¿Y tú crees?

Patricia Barrera López

miércoles, 5 de octubre de 2011

POEMA IX


Ya sé cuál es el significado del amor. Hoy lo he comprendido.
Ahora lo sé, y lo sé al encontrarte.
Quise hablarte yo primero, pero mi boca no quiso abrirse.
Fuiste tú la que hizo ese gran honor.
Me hablaste, me dijiste algo, pero yo no me enteré.
Sólo vi que algo en tu cara se movía.
Que tus labios chocaban con tus dientes, como tramando algo entre ellos.
Terminaste de dialogar con el aire, y me levanté.
Te tuviste que ir, pero ya sé todo. Sé, que por mí, podría finalizar hoy el mundo.
Tu aliento quedó suspendido en el ambiente, al igual que tus ojos en mí.
Sé que hoy fracasaré. Sé que hoy he comprendido la definición del amor.
Sé, que hoy un ángel se ha posado en mí.

Manuel Lamprea Ramírez

lunes, 3 de octubre de 2011

INCÓGNITA


                                     Esa incógnita que está escondida
                                     no la encuentro, está perdida.
                                     Toda mi vida
                                     la he buscado
                                     y aún así
                                     no la he encontrado.

                                     Esta vida
                                     no la conozco,
                                     ¿qué será?
                                     No lo sé
                                     pues esa incógnita
                                     no hallaré.

                                     Esa incógnita
                                     es mi vida...
                                     y, a sabiendas de eso,
                                     no la encuentro,
                                     está perdida.

Gema Cantero Lerma

jueves, 29 de septiembre de 2011

ADIÓS


Adiós. Te digo adiós.
En la ventana borrosa del coche volví a ver tu cara, por última vez.
Quise continuar la línea que dejó nuestras miradas flotando en el aire.
El sol cálido de verano se ocultaba tras mi espalda.
Amagabas con hacer lo mismo que yo, pero no pude ver tu cara porque tu pañuelo
me lo impedía.
¿Te volveré a ver?
Por favor, no te vayas, y prométeme que vas a volver, y seguirás siendo la misma.
El tubo de escape dejó una nube con sabor agrio y amargo, como el fin de nuestro amor.
Tus ojos enrojecidos me prometían que ibas a volver.
Yo estaré aquí, esperándote.
No quiero, pero… adiós, te digo adiós.

Manuel Lamprea Ramírez

martes, 27 de septiembre de 2011

VERA


                                               Mi pueblo de Almería,
                                               para mí, el más bonito.
                                               Y más su gran mercadillo
                                               ...o mi cristo, tan bonito,
                                               casi restaurado,
                                               porque en 2011
                                               fue decapitado.

                                               Yo me siento de allí,
                                               tengo sangre almeriense.
                                               ¡Ah! se me olvidaban
                                               sus grandes playas.
                                               Mi abuelo de allí, un hombre
                                               tan respetado y conocido
                                               como el gran José "el Turrero"
                                               y también ¡ay Blanquilla!...
                                               ¡Vamos, de allí es
                                               toda mi familia!

Vera Alonso de Haro 

viernes, 23 de septiembre de 2011

EL PRIMER BESO


Mirando al infinito, tu mano ardiente rozó mi hombro y, al darme la vuelta,
comprendí quién eras.
Tardaste en sentarte junto a mi lado. Sé que no quería, pero tus palabras me obligaban y tuve que esperar.
Me interrogaste, caía el sudor. Yo no quería oír tu voz, sólo quería oír
tus labios suaves y brillantes.
Guardé tu pelo detrás de tu oído y tú escuchaste cómo caía, como la lluvia,
para dejarte que tocara tus mejillas.
Tiempo detenido, pajarillos, árboles, olas y el horizonte contemplaba
en silencio expectante lo ocurrido.
Acerqué mis labios hacia tu barbilla, hiciste lo mismo, con la esperanza de encontrar lo que yo buscaba:
nunca despertar.
Manuel Lamprea Ramírez

miércoles, 21 de septiembre de 2011

¿QUÉ ES POESÍA?

video
Vídeo elaborado por Manuel Lamprea (padre e hijo)

Sirva este vídeo como homenaje a los pequeños poetas de este blog en la celebración de las más de 20000 visitas que ha recibido en estos primeros meses de vida.

ENHORABUENA, CHAVALES

lunes, 19 de septiembre de 2011

MADRE SÓLO HAY UNA

                                          Madre sólo hay una.
                                          Es la que te trae al mundo,
                                          la que te cuida,
                                          la que te da besitos
                                          de buenas noches,
                                          la que está ahí
                                          cuando la necesitas,
                                          la que soporta sus problemas
                                          y los tuyos,
                                          la que llora por dentro
                                          pero no derrama ni una lágrima.
                                          Una madre lo es todo.

                                          Y, para ti,
                                          ¿qué es tú madre?

Patricia Barrera López

viernes, 16 de septiembre de 2011

EL MEJOR MOMENTO DEL DÍA


                      Estoy triste porque se acabó la comida,
                      pero ahora llega el mejor momento del día.
                      Salí disparado de la cocina, como si fuese un torpedo,
                      y, rápidamente, doblé hacia la escalera.
                      Noté que se avecinaba lluvia… y tormenta.
                      Subí locamente la escalera, con una ligera carga en mí.
                      Creí que iba a caer el primer rayo, pero no cayó.
                      Llegué a ese maravilloso sitio, levanté la tapa… me senté…
                      y empezó a llover.
                      Caían con fuerza las gotas sobre la dura porcelana,
                      y después de un rato… llegó la tormenta.
                      El estruendo sonó y cayó a la velocidad del rayo,
                      y cayó de cabeza, en el agua que había creado.
                      Tras todo lo ocurrido, llegó la primavera.
                      Después reflexioné y dije:
                      “Sin duda, este es el mejor momento del día”.

* * *
                      Queridos niños y niñas, ya no puedo más.
                      Me temo que esto es el adiós.
                      Con esto se despide el Pequeño Trovador.